Desde Podemos Nàquera, seguiremos apoyando e incentivando el uso de energías alternativas de una manera racional, humana y realmente ecológica. La solución no puede convertirse en parte del problema.
Desde Podemos Náquera, defendemos las energías renovables, pero su ordenación ha de estar supeditada a los intereses generales, y no a los intereses de mercado de grandes empresas.
La transición ecológica ha de hacerse sobre criterios de economía circular, cercanía, soberanía alimentaria, sostenibilidad social y defensa de los gobiernos locales. No asi como grandes parques como los mostrados de Zaragoza o Chile, en las que los ecosistemas, paisajes y fauna han sido notablemente modificados.
Es necesario recuperar la gestión pública de la energía y evitar la especulación, para evitar que las renovables se conviertan en el nuevo ladrillo.
Las zonas rurales no pueden ser, de nuevo, las grandes perjudicadas. Es necesario que la ordenación regule la concentración de estas plantas, con criterios de energía y eficiencia, y protegiendo zonas agrarias y de pastoreo, indispensables para la conservación de la biodiversidad.
Es necesario priorizar las zonas industriales sobre zonas agrícolas y los parques de mediano tamaño sobre las macroplantas, con criterios de cercanía en la producción y distribución de esta energía.
Es imprescindible el impulso de comunidades energéticas locales, iniciativas de autoconsumo en cooperativas o grupos de usuarios
Es imprescindible un ordenamiento en la concentración territorial de renovables, de manera que exista un límite máximo de concentración por zonas, evitando la masificación y el monocultivo de renovables.
Es imprescindible regular la construcción de estas instalaciones y su gestión, de manera que se garanticen los corredores verdes, el control en el uso de fitosanitarios y en las medidas de contención de fauna.